7.14.2009

Responsabilidad Social en el Deporte: el caso Barça

21 de Junio de 2009 - 22:42:58 por jmcanyelles

Desde hace unos meses y sobre todo desde el éxito del triplete, el FC Barcelona ha sido analizado en sus claves futbolísticas pero falta profundizar en otro vector: su Responsabilidad Social. Como cualquier organización, las deportivas también están sujetas a la gestión de su responsabilidad para con la sociedad, es decir, todos los aspectos que más allá de las obligaciones legales, forman parte de las expectativas que sus grupos de interés ponen, de lo que espera la sociedad, de la ejemplaridad que puede dar, ya sea en materias de carácter ambiental, social o económico.


La significación que ha tomado el deporte en nuestros días, y su capacidad de proyectar valores hacia la sociedad y muy especialmente entre los más jóvenes, hace que los clubes adquieran una gran responsabilidad en aspectos muy vinculados a la promoción de unos u otros valores sociales. En el caso de Barça, estos valores se entremezclan con los valores identitarios conformados a lo largo de su historia y sin los cuales no podríamos entender ahora su modelo de desarrollo de la RSE.

Es por ello que, para las personas que nos lean desde fuera del ámbito cultural del club, debemos exponer que desde siempre el FC Barcelona se ha vinculado en plena complicidad con los elementos de la catalanidad, haciendo hincapié en los elementos culturales, sociales y de libertades. Un factor determinante en la gestión de la identidad es el hecho de vivirla en positivo, como acto de afirmación y sin introducir ningún elemento de conflictividad que pudiera crear disensos. Este es un factor determinante para comprender la plena conexión del Club con la sociedad catalana, el hecho de ser un espacio de encuentro de personas nacidas en el país o venidas de fuera, y aportar elementos de integración y diálogo. Lo ha sido a lo largo de la historia y lo sigue siendo ahora con toda la nueva inmigración. Este enfoque lo he desarrollado en un artículo (pdf 20 págs) del que aporto algunos elementos aquí.

El Barça es más que un club
La defensa de la catalanidad y de las libertades marcaron a lo largo de la historia la identidad del club, y fue en estas circunstancias que el Barça se convirtió en un ámbito de integración en el país por parte de muchos inmigrantes que llegaban de todas partes y querían hacer propias las señas de identidad colectiva de su tierra de acogida. Los gritos de “visca el Barça” y “visca Catalunya” se convertían en un todo, de manera que el sentimiento hacia un club implicaba un compromiso con el país y una defensa de las libertades.
Estos valores del club también se han desarrollado por la vía del civismo, valor que debería ser fundamental del mundo del deporte, y sin embargo son muchos los clubes que toleran e incentivan la existencia de grupúsculos violentos. Si este es uno de los principales retos desde el punto de vista de la responsabilidad social de los grandes clubes deportivos, en el caso del Barça se puede destacar el acierto de erradicar de las gradas cualquier tipo de actitud violenta organizada. Y estos valores cívicos no se limitan al club sino que desde el terreno de juego también apreciamos la búsqueda de una coherencia, en el estilo, en las expresiones, en los gestos.

Más que un club local y más que un club global
A pesar de que fuera conocido internacionalmente, el Barça ha sido hasta hace poco un club local. En los últimos años el Barça ha tomado la decisión de convertirse en un club global, privilegio sólo disponible para unos pocos clubes. El reto que supone esta nueva realidad economicista y managerial marca la necesidad de gestionar su desarrollo de manera sostenible, ética y socialmente responsable. Y esto afecta a la propia identidad, la manera de gestionarla y de comunicarla a: ya no valen los implícitos o las rentas históricas sino que se debe poner en valor globalmente.

El lema de ser más que un club expresa un sentido de identidad que toma sentido en clave local. Si se trata de construir un club global, hay que encontrar un espacio ambivalente para un lema que sea interpretable en clave local y al mismo tiempo en clave global. El hecho de que el Barça marque la diferencia respecto a los otros cuatro o cinco grandes clubes del mundo haciendo una apuesta por unos valores de civismo y solidaridad supone una línea coherente con la propia esencia y permite dar un sentido válido para todo el mundo al hecho de ser más que un club. Este es un paso clave, porque se corría el riesgo de que estos valores quedaran arrinconados al ámbito doméstico y que de cara al mundo el Barça fuese una empresa deportiva más. De esta manera, la institución mantiene la fidelidad de su masa social a la vez que permite abrirse a la ciudadanía global con una propuesta de valor que no es solo deportiva sino una experiencia completa, y que toma su máxima visibilidad con el partenariado con Unicef.

El club de los socios y las socias
Una de las características más relevantes en la vertiente institucional es el hecho de que el Barça no pasó a ser una Sociedad Anónima, en una de las decisiones estratégicas más importantes para mantener la línea de continuidad y los valores institucionales, gracias a los cuales se mantiene la política social, el compromiso con el país, y los valores cívicos. Este es el fundamento que permite que el Barça pueda dar respuesta a las expectativas de sus grupos de interés.

Otras prácticas
Además encontramos muchas otras prácticas de RSE como la política de secciones, las mejoras de la eficiencia energética, la introducción de la recogida selectiva, la contratación de personas con discapacidad, el fomento de valores educativos, el Teaming, la selección de empresas colaboradores ... O la introducción de cláusulas sociales.

Economía deportiva en contexto de crisis
Estos días en que los equipos preparan la próxima temporada, se ha abierto un nuevo debate en torno a la moralidad de los importes económicos satisfechos por algunos clubes para fichar a los jugadores de la élite. En las consideraciones éticas, se añade la oportunidad de hacer tales gastos en la particular coyuntura económica. El revuelo era previsible después de que en plena crisis se produjera el fichaje más caro de la historia, por más de 96 millones de euros, y uno se pregunta de dónde salen estos importes cuando muchas pymes están tan carentes de financiación. Las demostraciones según las cuales en el fútbol todo es posible y que no existen limitaciones económicas para comprar las mejores figuras, tirando del crédito sobre dinero que no tenemos, no es ciertamente el mejor modelo.

El liderazgo, la persistencia y la modestia
Las claves del éxito deportivo apuntan al entrenador Pep Guardiola, que ha demostrado no sólo dotes de liderazgo y profesionalidad sino de integridad en sus valores. A menudo hemos defendido que la RSE debe servir para recuperar la cultura del trabajo, del esfuerzo, de las cosas bien hechas. Pep encarna perfectamente estas actitudes y les añade la persistencia y la modestia. Sus palabras cuando se hizo cargo del primer equipo del FC Barcelona que no prometía títulos sino esfuerzo y persistencia. El milagro de Guardiola descansa en una apuesta del club que se remonta al 1979 y que es una de las buenas prácticas de RSE más interesantes de la institución: la Masía, un modelo de convivencia y tolerancia, de donde han salido jugadores que hoy se consideran entre los mejores del mundo y que todos comparten unos valores de humildad y sencillez que saltan a la vista y que forman parte del estilo de can Barça.

Poner en valor el caso del Barça
Y en el nivel técnico, los valores en que ha profundizado Guardiola son válidos no sólo en el mundo del deporte sino que son los valores necesarios para la sociedad. Para las empresas y organizaciones de cualquier tipo. La cultura del trabajo y del esfuerzo han perdido arraigo en nuestro país. En un artículo reciente titulado civismo empresarial me refería precisamente al hecho de que para no instalarse en la mediocridad, las empresas deberán construir una nueva cultura empresarial y organizativa que encaje con los nuevos valores emergentes en torno al trabajo. Este equipo ha validado un 'pack de valores' demostrando que pueden crear valor y ganar. El éxito de este Barça no se puede quedar en un sueño deportivo: podemos aprovecharlo para visualizar modelos de referencia.

Josep Maria Canyelles

Responsabilidad Social Deportiva

Loading...

Bienvenidos a Sports Report.

Bienvenidos, nuestra visión es informar sobre la actualidad y novedades de lo mejor del Fútbol "The Best of Football Website".

A su vez, hemos asumido el tema de la Responsabilidad Social en el Deporte, en especial el Fútbol, por ser el deporte rey, con la campaña "CARE" Cuidemos El Fútbol, El Mundo y Los Estadios. Así como el proyecto GREENBALL, el cual se encuentra en etapa pre-factibilidad.

El Deporte, es el motor para formar conciencia y luchar contra los grandes males e influencia negativas de nuestra sociedad, con el fin de crear un futuro mejor.

Atentamente a ustedes

Rafael Marchant Duran
Proyect Manager.